jueves, 27 de diciembre de 2012

¡Y le dicen bandoleros..!


Un bosques de cuchillos rodea a estos jinetes
es la envidia y la sin razón, quizás la patria de fuego
la que llevan en sus brazos yertos..
a la novia blanca de la muerte...!

Como ciertos atardeceres en la cima de la montaña;
se crea un muro inexpugnable,
entre estos rudos hombres y una parte de la sociedad;
los pájaros siempre son una despedida silente y pálida.

Estos hombres que por las circunstancias de su destino,
crece un muro intencionado con la lumbre del abandono..
con las palabras hechas con hiel y fango que los envuelve;
_tinta de su propia sangre y de las piedras_.

Cabalgan de noche cuando la oscuridad
los ampara y los protege de las miradas no deseadas..
con sus manos alerta siempre pegadas a su trabuco o navaja;
desata asombro la crueldad de este panorama...!

El peligro siempre acechando en el aire;
extendiendo sus garras de tigre hambriento..
desde el ocaso hasta el alba;
al amanecer se oye por la serranía el canto triste de una muchacha...

Hace mucho tiempo ya que renunciaron a vivir como humanos..
tienen tierra y sangre hasta lo más recóndito de su ser;
duermen como los pájaros de la noche,
con un ojo cerrado y el otro abierto.. ¡y le dicen bandoleros..!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario